Clear Cut, Inc. © 2017

Expertos en impresión 3D

Consejos útiles

Impresión en invierno

No deje que el frío dañe las piezas

Como en el hemisferio Sur es invierno, tenemos unos consejos prácticos: Si la impresora reside en un galpón o en el garaje, ésta podría verse afectada por el aire frío. Deformación y desprendimiento puede empezar a surgir y lo mejor es asegurar un buen entorno de impresión desde el principio. Algunas personas cubren sus impresoras para reducir la corriente de aire frío sobre la cama de impresión.


Pre-caliente

Coloque un guante sobre la plataforma durante el precalentamiento. Esto ayudará a calentar toda la superficie de la plataforma de impresión de manera uniforme. No se olvides de quitar el guante antes de que comience la impresión!


Prevenir corrientes de aire frío

Una corriente de aire puede enfriar el modelo de manera desigual, causando la deformación de la pieza. Asegúrese de controlar el movimiento de aire alrededor de la impresora. Puede que sea necesario alejar la impresora de ventanas y lugares donde haya un flujo de aire excesivo.

Aquí encontrará consejos útiles que le ayudarán a que sus impresiones queden mejor.


Indice

3DLatinoamerica

No olvide seguirnos en facebook.

Impresión sin cama (raft)

Es posible imprimir sin una cama (raft) en las impresoras UP. Impresión sin cama requiere que la plataforma sea nivelada de forma manual y es vital que esto se haga con cuidado. Si la plataforma está desnivelada la parte probablemente se levantará  y se separará  de la plataforma. La altura de la boquilla también tiene que ser ajustada manualmente para imprimir sin cama. Consulte el manual de la impresora para obtener instrucciones paso a paso sobre cómo realizar ambos procesos.

Nivelación automática

Si usted encuentra que en el software las opciones para ajuste de nivel  o altura automático están en gris y no se dejan controlar, es probable que la temperatura de la boquilla esté sobre los 80°C. Antes de intentar cualquier otra cosa, compruebe la temperatura de la boquilla. Si la temperatura está por encima de 80°C el software desactivará automáticamente estas opciones para evitar daños. Una vez que la temperatura sea inferior a 80°C las opciones volverán a estar disponibles.

El uso de acetona para fortalecer piezas impresas en 3D

Las impresoras 3D son herramientas para la solución de problemas. Hayden de la empresa Clone3D tuvo la tarea de crear un sistema de tanque para cebo vivo para los barcos de pesca. El mayor reto fue crear una manera de alimentar el tanque con agua fresca del mar. Si bien hay una variedad de bombas de agua, no existen muchas opciones de montaje para bombas en el interior de un barco, menos aun en el exterior!


Hayden tenía la idea de diseñar un montaje para una bomba que se pueda montar en la parte posterior de la embarcación. Esta estaría constantemente sumergida, permitiendo que el agua fuera bombeada incluso cuando el barco estuviera parado. Usando su UP Plus, Hayden diseño un prototipo y comprobó que todas las dimensiones fuesen correctas. Con el fin de probar si funcionaba, el soporte impreso se montó en la parte posterior de la embarcación. ¡Éxito! Mientras que esto era adecuado para la prueba del concepto, no era adecuado para un producto de uso final. El soporte impreso sólo pudo soportar  ± 12 kg antes de que mostrara signos de estrés.

Hayden comenzó a investigar maneras de fabricar la pieza en serie. El moldeo por inyección resultó demasiado caro. Con el fin de que sea económicamente viable, se require un pedido de más de 10.000 piezas y simplemente no había tanta demanda por ese producto. La impresora 3D fue capaz de producir una parte precisa en pequeñas cantidades. Tenía que ser un material más fuerte o una manera de aumentar la fuerza de la parte en plástico ABS-PC. Después de algunas investigaciones, descubrió que el vapor de acetona puede aumentar la resistencia de la pieza con la ventaja añadida que el vapor ayuda a suavizar la superficie de impresión.

Después de varios experimentos logró encontrar el tiempo adecuado que debía suspender la parte en el vapor de acetona. El resultado fue que finalmente la pieza podía sostener más de 85 kg! El tratamiento con vapor de acetona hizo que la pieza fuera 7 veces más fuerte que la parte impresa sin tratamiento. (NOTA IMPORTANTE: es extremadamente nocivo, combustible y explosivo trabajar con vapor de acetona)

Como alternativa se podría imprimir la pieza en Nylon, material que presenta un grado de resistencia extremadamente alto.

3D Builder en Windows 8.1 y 10

Si usted usa el sistema operativo Windows 8.1 o 10 y tiene  una impresora UP, puede utilizar el software que viene incluído con la impresora o también puede imprimir directamente desde la aplicación gratuita llamada 3D Builder. Simplemente descárguela desde la "tienda" (Store) de Windows.

El software permite importar archivos STL y manipular el objeto antes de imprimir. Incluso es posible cortar la pieza (en caso que fuera necesario imprimir un objeto por partes) o agregar texto a un objeto.

Diferencias entre PLA y ABS

Bastante se ha escrito acerca de los materiales disponibles para imprimir en 3D, pero decidimos que es un buen momento para hacer un resumen. Cada material tiene sus ventajas y desventajas.

El PLA es un plástico que se obtiene de plantas y por ende es biodegradable. En cambio el ABS es hecho del petróleo lo cual lo hace menos "verde". Aun así el ABS es reciclado gracias a procesos especiales. Por su característica biodegradable el PLA no es muy duradero: el efecto de la luz solar hará que el plástico empiece a descolorearse y posteriormente a quebrarse o deshacerse. En cambio el ABS es un plástico duro y resistente que se usa industrialmente para las carcasas de muchos equipos electrónicos como teléfonos, televisores, electrodomésticos, etc.

El PLA se imprime a una temperatura menor que el ABS. También el PLA tiene la ventaja de que se dobla menos al enfriarse (warping) comparado al ABS. Este efecto resulta porque a medida que las capas impresas se enfrían, éstas se contraen lo que puede ocasionar que la pieza se deforme. Por otro lado una desventaja del PLA es que es muy rígido. Si queremos imprimir una pieza que debe tener una cierta flexibilidad, el ABS funcionará mejor ya que el PLA se quebrará. Ambos plásticos se pueden lijar y trabajar mecánicamente, pero hay que tener en mente que el PLA se triza con mayor facilidad. El ABS además se puede tartar con acetona, lo que ayudará a "soldar" dos piezas o para dar un acabado más liso.

Hay muchas opiniones acerca de cuál material es mejor para la impresión 3D. Los dos tienen sus ventajas y se trata de tomar la decisión de acuerdo al objeto que se vaya a imprimir.

CUIDADO! Hay filamentos económicos que contienen químicos venenosos.

Probablemente cada persona que haya utilizado una impresora 3D económica se habrá percibido el olor que emana de la impresora al momento que se derrite el filamento plástico. En algunos casos el olor es más notable que en otros. Esto no solo depende del material (PLA, ABS, Nylon, etc.) sino también de la calidad del material.


Un estudio realizado en Finlandia por Aalto University, University of Helsinki y Nanosafety Research Center en Helsinki, ha revelado que los gases producidos durante la impresión 3D podrían causar problemas de salud. El hecho es que muchos filamentos económicos provienen de fábricas que no están sujetas a los controles en vigencia en Europa o EEUU. A esto se suma el hecho que en muchas casas no existe la ventilación adecuada.

Recomendamos utilizar filamentos de calidad, provenientes de empresas conocidas. Esto no solo reduce la posibilidad de gases tóxicos, sino que también evita problemas de boquillas tapadas. Al mismo tiempo es de suma importancia mantener el lugar de trabajo con buena ventilación.

Impresoras industriales incorporan sistemas de filtración de aire.

La mejor manera de guardar filamentos

Es muy probable que un porcentaje de impresiones 3D fallidas, tienen como causa filamento húmedo. Cuando el filamento está húmedo, no solo se nota al imprimir (de la boquilla salen pequeños flujos de vapor), sino que además las piezas quedan con impurezas y puntos frágiles debido a que la adhesión de capas se ve comprometida. PVA, Nylon, PLA y ABS absorben la humedad ambiental (de mayor a menor grado), lo que significa que un rollo de filamento abierto tiene una vida útil limitada.

Una solución económica y efectiva es colocar los rollos de filamento en una bolsa al vacío junto a un poco gel de sílice. Ideales son las bolsas de tipo  Ziploc que tienen una válvula para vaciar el aire con ayuda de una aspiradora.  Asegúrense de que la punta del filamento esté sujeta de tal forma que no perfore la bolsa. Con la aspiradora se extrae el aire de la bolsa y la gel de sílice absorberá la humedad restante.

Hay gente que propone usar arroz, que es económico y fácil de conseguir. Si bien es cierto que el arroz absorbe humedad, los materiales en cuestión son más eficientes en absorber y almacenar humedad.

Otra forma de secar filamento húmedo es colocarlo en un horno por 1 a 2 horas. Las siguientes son las temperaturas máximas para cada material: PLA y Nylon 50ºC, ABS 80ºC, y PC 120ºC. Sobre estas temperaturas el filamento se ablanda y puede pegarse entre si. Se recomienda un horno de convección (donde un ventilador mueve el aire caliente) que distribuya el calor uniformemente. NOTA: Este método puede arruinar su horno o el filamento.


Las cosas que usted necesita saber acerca de la impresión 3D y la seguridad alimenticia

Artículo traducido de Pinshape Blog. Vea el artículo original en: https://blog.pinshape.com/3d-printing-food-safe/?utm_source=mailchimp&utm_medium=email&utm_campaign=november20thnewsletter#


Es divertido imprimir cosas que se utilizan en su vida cotidiana. Sin embargo, cuando se trata de la impresión de utensilios de cocina que tocarán los alimentos, muchos se preguntan - son estos objetos seguros? Con los productos químicos y el calor que se utilizan para objetos impresos en 3D, hay preocupaciones de salud válidas. Para aclarar algunas preguntas en torno a la seguridad alimenticia de la impresión 3D, hemos creado una lista de los 5 problemas más comunes y  5 consejos para minimizar estos riesgos.




5 preocupaciones con la mezcla de los alimentos y la impresión en 3D


1) la acumulación de bacterias en el diseño

Esta es una gran preocupación ya que incluso las piezas más lizas tienen pequeñas grietas y espacios donde los alimentos pueden quedar atrapados y crecerán bacterias. Existe un consenso de la comunidad de la impresión en 3D en este punto - una persona incluso tomó fotografías de impresiones 3D con un microscopio; no es apetitoso! Si usted está planeando utilizar el objeto impreso una sola vez y luego tirarlo a la basura, no hay problema. Para múltiples usos, esto puede ser un problema.


2) Los productos químicos en el filamento

Existe cierto debate al respecto, pero ABS es generalmente considerado inseguro para usar con cualquier cosa que toque la comida. Esto se debe a que ABS contiene químicos tóxicos que podrían filtrarse a los alimentos y, finalmente, la boca.

PLA Natural está hecho de maíz y en general se considera seguro para usar con comida. Sin embargo, algunas empresas incluyen otros aditivos (para color u otras características) que pueden ser peligrosos para ingerir. Algunos filamentos PLA se designan seguros para alimentos, pero es importante que consulte con el fabricante.


3) partículas tóxicas liberadas en el proceso de impresión

Según un estudio realizado en 2013 por el Instituto de Tecnología de Illinois y del Instituto Nacional de Ciencias Aplicadas de Lyon, Francia, impresoras de escritorio que utilizan ABS y PLA son "altos emisores" de partículas ultrafinas (UFP). Pueden existir estas partículas en la superficie de la impresión y la inhalación o ingestión en exceso de estos UFP puede dar lugar a efectos adversos para la salud.


4) No es seguro para lavavajillas

Ok, si hay una acumulación de bacterias en la impresión, puede simplemente lavarse bien? No tan rápido ... Si usted lava su creación en agua caliente o con el lavavajillas, puede deformarse. PLA es más sensible al calor y definitivamente no es apto para lavavajillas (incluso puede arruinar su lavavajillas!).


5) Algunas boquillas de bronce contienen plomo

Extrusores con boquillas de bronce pueden contener plomo y la contaminación pueden causar problemas de salud. Exactamente cuánto plomo está en las boquillas y si es o no una cantidad significativa que es transferida durante el proceso de impresión no está claro. Algunos parecen pensar que esto es un gran problema y otros dicen que el nivel de plomo que se transfiere al producto final es totalmente insignificante.


Ok, ahora tengo miedo

Todo esto da un poco de miedo, no? Es importante tener en cuenta que estos debates son bastante polémicos y la investigación todavía no ha entregado conclusiones concretas. Además, hay un montón de cosas que usted puede hacer para minimizar estos problemas.

Vamos a atacarlos punto por punto!


4 consejos para minimizar los riesgos de utensilios de cocina impresos en 3D


1) Utilice un sellador para evitar la acumulación de bacterias

Sellar el objeto impreso con una resina apta para alimentos cubrirá las grietas que pueden albergar las bacterias. Para el PLA, la industria de impresión 3D recomienda poliuretano que se consigue en muchas ferreterías. Hay algunas resinas aprobadas para alimentos enumeradas aquí. También se recomienda no dejar que su objeto entre en contacto con carne cruda o huevos que son más propensos al crecimiento de bacterias dañinas.


2) Comprar un filamento aprobado para alimentos

En diciembre pasado, Keytech introdujo el primer PLA apto para alimentos que ofrece la misma resistencia al calor e impacto como ABS. También es altamente flexible y no se rompe fácilmente. Ahora hay una serie de filamentos para alimentos en el mercado, incluyendo “PP Plastic” de German RepRap y HDglass™ de FormFutura que es un PETG ultra-transparente modificado.

¿Cómo saber si su filamento es seguro para alimentos? Su filamento vendrá con una MSDS (hoja de datos de seguridad de materiales) que le dirá las propiedades químicas y debe especificar si es aprobado por la FDA o apto para alimentos. Hay una lista de aditivos autorizados que pueden estar en contacto con la comida aquí. Además, si una empresa ha pasado por el proceso de certificación de saguridad alimenticia, es probable que lo declare en el envase.


3) Use agua tibia con jabón antibacterial

En lugar de utilizar un lavavajillas, se recomienda lavar con agua tibia y un detergente antibacterial inmediatamente después del uso. Esto reducirá el riesgo de que la impresión se derrita y también eliminará cualquier bacteria sobre la superficie.


4) Utilice una boquilla segura para alimentos

Para evitar la contaminación de su extrusor usted puede comprar una boquilla de acero inoxidable, material que se considera seguro para uso con alimentos. Esto podría ser un poco excesivo si sólo se va a utilizar para imprimir una o dos tazas. Sin embargo, si usted está muy preocupado por los riesgos o va a imprimir una gran cantidad de equipo de cocina, entonces podría valer la pena!


Finalmente... ¿impresión 3D es segura o no para contacto con alimentos?

Odiamos responder con un "depende" pero aquí están algunas de nuestras principales conclusiones:


3 Conclusiones sobre cómo imprimir alimentos seguros


1) Apto para Alimentos vs. Peligroso:

Es muy difícil hacer una impresión 3D certificadamente certificado "segura para alimentos" pero hay una diferencia entre seguridad certificada y la seguridad alimenticia en general. ¿Debería vender sus objetos impresos que entrarán en contacto con alimentos? Mejor no. Si desea hacerlo deberá hacer tramites frente a la organización que supervisa los requisitos específicos de seguridad alimenticia en su país. Por otra parte, ¿va a terminar fatalmente enfermo por usar un vaso impreso en 3D una o dos veces? Probablemente no.


2) Limitar el tiempo de contacto con los alimentos:

Joseph Larson, un blogger sobre impresión 3D contactó a la FDA y se enteró que, según ellos, la seguridad alimenticia depende realmente del uso que se le de a la pieza impresa. Cosas como cuchillos y cortadores de galletas no entran en contacto con los alimentos o la boca por mucho tiempo y son seguros (incluso sin filamento de calidad alimenticia). Si va a imprimir una taza de café o un recipiente que se contactará con los alimentos durante períodos de tiempo más largos, es posible que desee tomar precauciones adicionales.


3) Elija su material con sabiduría:

Elija el material adecuado para lo que va a imprimir. El uso de PLA para su taza de café es más seguro porque las partículas descompuestas son de origen natural. Sin embargo, el plástico es demasiado suave para su café caliente y podría deformarse o derretirse con el liquido caliente. El ABS es una opción más sólida para su taza de café pero no seguro para alimentos ya que tiene productos químicos que podrían ser tóxicos al ingerir. En última instancia, la decisión de qué material utilizar depende del uso que le quiera dar a su objeto impreso en 3D.

¿Los objetos impresos en 3D son seguros para contacto con alimentos?

Cómo evitar la distorsión al enfriarse la pieza (warping).

Es una ley de la naturaleza que un material se contrae al enfriarse. Tanto en la fundición de metales, la inyección de plástico o en la impresión 3D, este fenómeno requiere que se tomen ciertas medidas para garantizar el mejor resultado.

Aparte de la composición química del material y su densidad, la temperatura juega un rol principal: mientras más caliente se trabaje el material, mayor es el porcentaje de expansión. El problema con la impresión 3D es que las primeras capas empiezan a enfriarse y por consecuencia se contraen, mientras que las capas más frescas aun siguen calientes y elongadas. Ese enfriamiento desigual hace que la pieza se deforme. Frecuentemente se puede observar que las esquinas del objeto se levantan de la plataforma de impresión. (fig.1) Para evitar eso las impresoras industriales imprimen en una cámara hermética que mantiene una temperatura constante. De esa forma el objeto se enfría de manera uniforme cuando haya terminado la impresión.




1) Cabina Temperada

Una opción es construir una caja cerrada alrededor de la impresora (fig.2).  Esto ayudará a que el interior se mantenga a una temperatura más elevada y la pieza no se enfríe abruptamente.


2) Cama (“Raft”)

Se conoce como cama o “raft” las primeras capas de impresión que se adhieren a la plataforma de impresión. Es importante que esta cama se adhiera bien a la plataforma. Aun así el estrés mecánico puede ser tan alto que la pieza se parta (fig.3).



3) Relleno o “inflill”

Para piezas grandes basta con hacer un relleno tipo cuadriculado o “panel de abejas”. Esto le dará rigidez a la pieza, pero ahorrará material y tiempo. Cuando una pieza es sólida, el material ejerce más fuerza al contraerse y puede causar que se doble (fig.4).













fig.1

fig.2

fig.3

fig.4

Reproducido con el permiso del autor: Javier M. Gaxiola (http://dimensionn.mx/).




























En este post hacemos algunas recomendaciones para que selecciones el mejor filamento según tu proyecto de impresión 3d.


Desde comestibles y flexibles, hasta de fibra de carbono o grafeno, cada día aparecen más filamentos especializados en el mercado, pero ¿Como saber cual es el más adecuado para tu proyecto?


Antes que nada debes de analizar a detalle las necesidades de tu proyecto y las propiedades de tu impresora.


Revisa cuales son los puntos críticos de tu proyecto o producto, algunos de los que nos preguntamos son:


¿Dónde se va a usar? – ¿Quién lo va a utilizar? – ¿Cómo se utiliza? – ¿Debe de ser funcional o solo es estético? – ¿Cuánto presupuesto tengo? y ¿Cuánto tiempo tengo?


Esta es una tabla que desarrollamos con las necesidades más comunes que recibimos en Dimensión N sobre las piezas que imprimimos. Revisa cuales son las necesidades críticas de tu proyecto. La verdad es que te recomendamos que escojas sólo una o dos de las propiedades principales y ya que ningún material cumple con todos los requerimientos.









  1. Dureza. Esta se refiere a la resistencia general de los materiales. Por lo general se utiliza PLA o ABS para piezas que no van a funcionar y sólo son estéticas.
  2. Flexibilidad. Es la posibilidad del material de flexionarse sin romperse. Esta se mide en porcentaje de resistencia a la prueba de presión.
  3. Resistencia mecánica. Se refiere a la resistencia que tiene el trabajo entre piezas en funcionamiento.
  4. Resistencia al impacto. Es la resistencia que tiene el material al impacto.
  5. Temperatura. Se refiere a la temperatura que puede soportar un material después de ser impreso.
  6. Hermeticidad. Es la propiedad de no permitir el paso de los líquidos.
  7. Densidad. Se refiere a las propiedades de flotación del material.
  8. Acabado. Estos son los terminados o acabados suaves o lisos que se le pueden dar a un material .
  9. Claridad óptica. Propiedad de los materiales en cuanto al paso de luz y claridad.
  10. Grado alimenticio. Esto se refiere a si el material puede contener o puede utilizarse para consumir alimentos.
  11. Conductividad. Es la propiedad de los materiales de transmitir electricidad o calor.
  12. Comestible. Algunos materiales son fabricados con ingredientes comestibles, y con ellos se puede imprimir comida.

Otros: Diario salen nuevos materiales, casi todos son base ABS o PLA y la mayoría se imprimen a sus mismas temperaturas, recomendamos que revises la ficha técnica de los filamentos para verificar cuales son los requerimientos antes de comprarlos.


Por otro lado debes de empezar por saber cual es el tamaño del diámetro que acepta el extrusor de tu impresora 3d, los más comunes son de 1.75 mm y de 3mm, pero existen filamentos especiales de 8 o más milímetros para las impresoras de gran formato. También existen adaptadores o adaptaciones para mejorar la sujeción de los filamentos.


Algunas compañías tratan de obligar a sus clientes a consumir sólo sus propios insumos, esto lo logran con variaciones pequeñas a los diámetros de los filamentos, y/o limitando la temperatura del extrusor a que sólo funcione con el punto exacto de fusión del filamento de su marca, otras compañías utilizan el peso del carrete o chips dentro de los carretes para verificar que sean de la misma marca. Existen un sin numero de opciones y recomendaciones que se pueden encontrar sobre una impresora en específico o sobre filamentos en páginas de internet, grupos y blogs. También existen ”hacks” o códigos que liberan los settings de las impresoras, o puentes físicos para regular las temperaturas manualmente.


Si estás pensando en comprar una impresora, te recomendamos que investigues si esta acepta filamentos distintos a los de su propia marca, o que se le pueda regular la velocidad y temperatura, ya que si no limitas tus alternativas para imprimir en otros materiales.






Otro de los requerimientos importantes que debes revisar es si tu impresora tiene cama caliente, ya que muchos materiales como el ABS o algunos flexibles no se adhieren sin calor a la platina. Si tu impresora no tiene cama caliente, existen adaptaciones y películas térmicas que le puedes adaptar a la platina sin intervenirla mucho. La cama caliente también genera un microclima que minimiza el encogimiento de las piezas (Warping).



Encogimineto (Warping) en ABS


Otro punto importante si vas a utilizar materiales metálicos o muy duros es que cambies la boquilla de tu impresora por una de acero inoxidable. Si imprimes estos materiales con la boquilla normal, con el tiempo se agranda el agujero de la salida del filamento y se pierde precisión, o la mayoría de las veces se tapa la boquilla.


La impresión 3d comenzó con la impresión de filamento ABS, pero este se ha ido cambiando por PLA ya que este último al ser de pellets naturales es menos dañino con el medio ambiente y no emite vapores tan tóxicos.


Te compartimos la batalla final entre el PLA vs ABS para que tu escojas al ganador.

Cómo seleccionar el material.

Cómo destapar una boquilla

En el caso de que se obstruya la boquilla, hay un método fácil para destaparla:

  1. Colocar la alimentación de filamento en retroceso (“withdraw”) y remover el filamento del cabezal de impresión.
  2. Destornillar la boquilla con la llave hexagonal incluida en el kit de herramientas. La boquilla saldrá con mayor facilidad si el cabezal está caliente ya que el metal se expande al enfriarse y eso causa que se apriete. (Se recomienda usar guantes)
  3. Raspar cualquier residuo de plástico que se encuentre en la boquilla.
  4. Si está tapada con ABS, remojar la boquilla por 24hrs en un baño de acetona. Si la obstrucción es a causa de PLA, acetona no va a tener efecto. En ese caso intentar con una herramienta (por ej una broca con la mano), cuidando no dañar el interior. Calentar la boquilla puede ayudar pero existe un riesgo que se deforme la boquilla si se calienta demasiado (ej. con soplete).
  5. Usar un cepillo de alambre para raspar la boquilla por todas partes
  6. Usar un alambre muy delgado para introducir por el agujero de la boquilla. Si el plástico sigue obstruyendo este agujero, repetir el baño de acetona.
  7. Una vez que la boquilla esté destapada, volver a montar en el cabezal de impresión, sin usar demasiada fuerza al atornillar.


Aun si la boquilla no está tapada, se aconseja seguir estos pasos al menos una vez al mes como medida preventiva. Sus impresiones quedarán mejor.

Aun si la boquilla no está tapada, se aconseja seguir estos pasos al menos una vez al mes como medida preventiva. Sus impresiones quedarán mejor. También se aconseja usar filamento de calidad. Especialmente PLA económico tiende a ser muy “chicloso” y obstruye las boquillas con facilidad..